¿PADECES DOLOR EN TU HOMBRO? SE LLAMA TENDINITIS Y TE DAMOS CONSEJOS PARA ALIVIARLO.

La mayoría de las personas que realizan  una gran cantidad de actividad físicas y en ocasiones suelen  levantar cosas pesas sin tomar las medidas de precaución necesaria, esto provoca una gran cantidad de lesiones en gran parte de nuestro cuerpo.

El hombro suele ser una de las zonas que más molestias causa. Si es una lesión leve en máximo 3 días pasa, pero hay un dolor que siguen los días y no cesa. Esto ya no es un dolor de hombros normal, se le llama Tendinitis.

Anuncios

Así que si eres uno de los que padece esto, entonces te daremos a conocer una excelente consejo para aliviarlo. ¡Presta mucha atención!

¿PADECES DOLOR EN TU HOMBRO? SE LLAMA TENDINITIS Y TE DAMOS CONSEJOS PARA ALIVIARLO.

 

CONSEJOS PARA ALIVIAR LA TENDINITIS

Antes de darte a conocer el remedio, primero te daremos a conocer algunas de las causas que lo provocan.

La edad: Como ocurre con tantas otras cosas, el paso del tiempo suele ser la causa de muchas cuestiones ligadas a los problemas articulares. El envejecimiento de los tendones hace que estos pierdan elasticidad y provocan la degeneración del tendón. Las tendinitis de hombro aparecen a partir de los 40 años de edad.

Anuncios

Sobrecarga muscular: El movimiento frecuente del brazo al realizar determinadas tareas o incluso con la práctica de un deporte que implica un esfuerzo constante del rozamiento del tendón provoca un traumatismo a repetición que afecta la estructura tendinosa. Esta es una de las causas que más ha aumentado en los últimos años.

Una lesión: Un accidente, una caída, un estiramiento brusco de los tendones pueden provocar una lesión que deje como secuela una tendinitis de hombro crónica. Esto puede darse en adultos jóvenes, principalmente.

¿QUÉ DEBEMOS HACER SI TENEMOS TENDINITIS?

En el caso de la tendinitis, lo primero es atacar la inflamación para que cuando disminuya, esto signifique una merma del dolor.

Puedes optar por inmovilizar la zona, para favorecer la desinflamación del tendón y no someterlo a más esfuerzos.

También podemos utilizar recursos que tienen que ver con la aplicación de compresas intercalando frío y calor durante 20 minutos por vez alternando entre una y otra. Repite la operación 5 veces.

Utiliza hielo envuelto en un paño para que no toque la piel de manera directa y paños que calentarás sobre una estufa o con la plancha.

En ocasiones, los médicos sugieren una rehabilitación con sesiones de fisioterapia que se compone de ejercicios con aumento gradual de la intensidad y que sirven para fortalecer los tendones y procurar que el hombro no vuelva a resentirse.

¡Comparte esta información para que más personas se enteren!

Anuncios