Bálsamo antibiótico de coco y ajo para tratar las quemaduras. Aquí te decimos como prepararlo

Las quemaduras son lesiones producidas en la piel por agentes térmicos (calor, fuego), eléctricos, químicos y ra-diactivos que producen el mismo efecto, es decir la pérdida de proteínas celulares.

Nos causan dolor, y en algunos casos, nos pueden dejar cicatrices, manchas y alteraciones lo cual es antiestético. Suelen provocar enrojecimiento de la piel afectada, además de ampollas, infecciones y, de hecho, muerte de los tejidos cutáneos subyacentes.

Anuncios

Los bálsamos naturales para las quemaduras son una excelente manera de tratar la quemadura de primer grado, previniendo la aparición de marcas en la piel y disminuye el dolor causado, debiendo utilizarse únicamente cuando no existan heridas en la piel.

Bálsamo antibiótico de coco y ajo para tratar las quemaduras. Aquí te decimos como prepararlo

Sin embargo, para tratar una quemadura, siempre es importante consultar al dermatólogo para iniciar el tratamiento más adecuado.

Este bálsamo casero está recomendado para el tratamiento de las quemaduras superficiales, también puede utilizarse en caso de padecer psoriasis, hongos, heridas e infecciones cutáneas. Para la preparación es recomendable emplear aceite de coco extra virgen, dado de que algunas presentaciones han sido sometidas procesos de refinamiento que han minimizado muchas de esas propiedades.

Anuncios

BÁLSAMO DE COCO Y AJO 

Ingredientes:

  • Tres cucharadas de aceite de oliva (opcional) (48g)
  • 6 ½ cucharadas de aceite de coco orgánico (100g)
  • Cuatro dientes de ajo
  • Un frasco de vidrio

Preparación y modo de aplicación:

Pon a calentar el aceite de coco al baño María y, cuando se derrita, agrégale los dientes de ajo machacados. Baja el fuego y remueve durante dos o tres minutos. Si gustas, agrégale el aceite de oliva y continúa removiendo por un minuto adicional, pasado el tiempo aconsejado, retíralo del fuego y déjalo reposar 10 minutos. Antes de que se solidifique, viértelo en un frasco de vidrio y ponlo en un lugar oscuro, permite que repose de 12 a 24 horas y procede a utilizarlo.

Limpia el área lesionada con un paño suave y aplica una pequeña cantidad de bálsamo. Déjalo absorber sin enjuagar y repite su uso dos veces al día.

¡No olvides compartir con familiares y amigos!

Fuente e imagen:Fedd

Anuncios